miércoles, 6 de mayo de 2009

Bien, retomo el tema.

El segundo día llegamos a Logroño. Todo y que llevaba la recomendación de mi compañero Paco, al salir de Puente la Reina, nos cascamos una subida impresionante, con dos c........, después, para rematar la faena, desde Sansol a Viada, nos recomendaron (nos encontramos a Jordi, amigo de Tomás, bicigrino) que no fuéramos por el camino, sino por la carretera, que estaba en muy mal estado. Ahora sé, por otros que pasaron por allí, que estaba realmente mal, pero la subida entre estos dos pueblos, fué grandiosa. sudamos la gota gorda. Por aquí perdí uno de los tornillos de la cala, y Pierre Lucas me dió uno suyo, ya que el lleva pedal doble. Al llegar a Logroño, el albergue estaba lleno, por lo que nos han enviado a la catedral. Nos ha recibido el padre, la verdad es que la primera impresión no fué muy buena, aunque despues se suavizo. Dormir en el suelo, primer día, en colchonetas. Es lo que hay, como las lentejas. Como mínimo he podido dormir algunas horas seguidas, ya que el día de mi partida, Roscenvalles y Puente la reina, la verdad es que no pude dormir bien.

3 día

Logroño - Grañon

60.57 Km
13.2 media
4 horas 34 mn reales
38.7 máxima
209 Km totales

Salimos de Logroño, después de desayunar algo en la Iglesia, y despues de dejar atras esta ciudad, sus afueras son bonitas, nos hemos dirijido a Lorca. un pueblo que, como no, está en lo alto de una montaña. Siguiendo nos ha tocado el pueblo de Fonventa (creo que se llama así) el cual para llegar nos ha sorprendido un viento fuerte, eso unido a las piedras del camino (cantos y piedras sueltas), han hecho que nuestro avance fuera lento y pesado. Una vez pasado este, nos hemos encontrado en santo domingo de la Calzada. Bonito pueblo. El hospitalero, después de sellar la credencial, hacía esfuerzos por que nos quedáramos, pero hemos preferido seguir, y parar en Grañon. Otra vez a dormir en el suelo, pero aquí todos, no hay literas. Los hospitaleros son un ingles y un argentino, Mario, el cual a su vez es cocinero. Una vez limpias las bicis, me encontré con que una inglesa estaba dadno una clase de yoga en la hierba y después de verlos un rato, me incorporé a la clase. Estuvo bien, bajo el sol, en la hierba y escuchando instrucciones en inglés..... de alucine.

El pueble cuatro casas, (Bonastre) y para la cena, esta fué comunitaria, Mario la preparó, sopa de pasta y como un estofado despúes con patatas, lentjas, chorizo, etc, que estaba bien. Tivimos que preparar el comedor, limpiarlo, etc. Yo tenía a una mujer delante mio americana, que chapurreaba español, a su lado un japones, al lado de este un mexicano, a mi lado mi amigo Pierre y al otro un argentino. creo que el único español, era yo.

Desayuno de la misma forma, amenizado esta vez, por canciones argentinas a la guitarra cantadas por Mario. Una buena manera de empezar el día, que he acabado aquí en Burgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada